Categorías
Derechos Humanos Ecuador Hermanos Restrepo Opinión

[TEXTO] Testimonio de Pedro Restrepo: 32 años después, seguimos luchando…

Sharing is caring!

“32 AÑOS DESPUÉS, SEGUIMOS LUCHANDO”

Publicado el 8 de enero de 2020 en la Página de La Garganta Poderosa Ecuador, texto de Pedro Restrepo defensor de los Derechos Humanos y padre de Andrés y Santiago:

Mis hijos, de 17 y 14 años, fueron secuestrados, torturados, asesinados y desaparecidos por la Policía Nacional del Ecuador, el 8 de enero de 1988, en el régimen socialcristiano de extrema derecha de León Febres Cordero, auspiciado por los Estados Unidos y su Plan Cóndor. Eran estudiantes, eran unos niños. Carlos Santiago cursaba el primer año en la Facultad de Medicina y Pedro Andrés todavía estaba en el colegio.

Ese día, mi esposa y yo habíamos salido de vacaciones sin saber que ya no los íbamos a volver a ver. Salieron en el carro para ir a despedir a un amigo y fueron interceptados por un control militar planificado para detectar posibles subversivos; no volvieron a aparecer. Después de ardua búsqueda y engaños sistemáticos y mentiras por parte de la policía nacional y el gobierno, decidimos gritar públicamente lo que estábamos sufriendo. Comenzamos con una manifestación semanal al frente del Palacio de Carondelet para que la gente y la prensa se diera cuenta que había dos niños desaparecidos y que la responsabilidad era del Estado. Al principio la gente nos insultaba y defendía a la policía, mientras que todos los SIC del país eran centros clandestino de torturas. Tenían la impunidad garantizada: tenían una corte especial y ellos mismo se juzgaban. Con esto hicieron y deshicieron esta barbaridad con mis hijos.

Nuestra lucha siguió y dio frutos cuando Hugo España confesó haber sido carcelero de nuestros chicos el día de su detención; nos permitió avanzar nacional e internacionalmente. Se inició el juicio en la Corte Suprema, donde solo fueron condenados los efectivos, nunca los responsables políticos con cargos. Ellos desaparecieron por una decisión del gobierno; no es que solo un mal policía se lo llevó, ¡no! Había una política de Estado represiva.

En 1998, la CIDH caratuló “crimen de Estado” y se firmó un documento donde se comprometía el Estado ecuatoriano; solo cumplieron la indemnización económica, lo más fácil. Por eso yo seguí saliendo a la plaza hasta que recién el gobierno de Correa empezó a cumplir los demás puntos. Sin embargo, aún nos deben el paradero de los cuerpos, el relato de qué pasó y la judicialización a otros imputados: es decir, la verdad y la justicia. La memoria la tenemos, aunque sea frágil porque la historia se tergiversa según los intereses; debemos fomentarla a través de la formación de las nuevas generaciones, incluso instrumentarla en la malla educativa como política pública. Pero a un gobierno como el de Lenín Moreno no le importa: al neoliberalismo es lo que menos le interesa.

La posibilidad de tener de nuevo un gobierno socialcristiano sería fatal porque estaríamos retrocediendo a esa nefasta época donde solo buscaban poder y plata, preservando privilegios y hostigando económica y socialmente a la clase menos favorecida. Pelear contra esa chance también es parte de toda esta pelea de más de 32 años: las luchas no tienen sentido si no son constantes, si no son persistentes. El mundo puede ser más amable siempre y cuando no exista opresión; es vital la igualdad de oportunidades para todos y todas.

A las familias de quienes fallecieron en el paro, quiero transmitirles que hay que luchar por la justicia y la verdad para que esos casos no se queden impunes, pero tengan claro que no esto no es fácil. Pese a todo el sufrimiento, hay que luchar.
Pese a tanto hostigamiento, hay que gritar.

Fuente : La Garganta Poderosa Ecuador

#IndymediaEcuador

#IndyEcuador

#PeriodismoMilitante

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.