Categorías
Activismo Capitalismo Ecuador Educación Pública Medios Libres Movilizaciones Publicación Abierta Quito

[ARTÍCULO] El Covid 19 y la lucha social se disputan las calles: Crónica sobre la educación pública en el Ecuador.

Sharing is caring!

[Publicación Abierta]

Enviada por Aktitú Radio zine el 03 06 2020

El COVID y la lucha social se disputan las calles

“Creo que hoy por hoy convocar a plantones, convocar a marchas o promoverlas en medio de una emergencia sanitaria con semáforos en rojo me parece jugar con la vida de los ecuatorianos”  Agustín Albán, Secretario de Educación Superior.  5 de mayo, 2020

Esta es la frase que resonó en mi cabeza cuando al llegar a casa prendí la tele para ver el típico noticiero que secunda y obedece fielmente al gobierno.  Había sido un día largo, puesto  que aquel martes 5 de mayo, se había convocado al primer plantón con medidas de bioseguridad en nuestro país. A la declaración de tachar de irresponsables a quienes salieron ese día a manifestarse,  se le sumó la que indicaba que el recorte sería inevitable tanto para el área de la educación como para  otros sectores públicos y privados en el país; Un recorte de 32 millones de dólares a la educación media y superior, que evidentemente afectaría la calidad y el acceso a la educación pública.

De esta manera,  empezó  un proceso de organización y colectivización de la lucha en contra del recorte al presupuesto a la educación en nuestro país.  El Frente por la Educación Pública aparece como un espacio creado a partir de la coyuntura. En esta organización se encuentran docentes, estudiantes, empleados, trabajadores, padres de familia, científicos e intelectuales de los diferentes campos de la educación. El objetivo primordial es hacer visible esta causa ejerciendo presión al Estado a través de plantones, movilizaciones y acciones legales que impidan que se ejecute dicho recorte.

En Ecuador, la Universidad Central es la que más estudiantes recibe anualmente, además de ser la única que dispone de una  gran cantidad de ofertas académicas con ingreso gratuito. Este recorte afectaría directamente al presupuesto de esta universidad, reduciendo aproximadamente 32 millones en sus funciones.

A pesar de las declaraciones del Secretario de Educación Superior, el 2do plantón con medidas de bioseguridad se realizó el lunes 11 de mayo, igualmente  en las afueras de la ciudadela universitaria de la UCE. Esta vez más personas se juntaron a la convocatoria  por lo que decidimos movilizarnos y ocupar las calles desde la plaza Indo américa hasta la avenida 6 de diciembre y colón. Durante esta jornada se hizo visible, mediante un performance un bloque de estudiantes de la Facultad de Artes de la UCE. Julio es estudiante de esta facultad, él me comenta que salió al plantón para defender la educación, sobre todo  la carrera de danza. Señala que este tipo de carreras no tienen una gran oferta académica pero que aun así existen varios estudiantes inscritos en ellas. Con el recorte, danza podría desaparecer. Julio manifiesta que no puede ser posible que solo lo económico motive al país es importante prever que existen motivaciones artísticas que  también aportan  al desarrollo.

Los días pasan y el malestar en la población crece, ya no solo es Quito, es Cuenca, Loja, Riobamba y Guayaquil, territorios donde la manifestación en la calle va tomando forma de maneras limitadas por la presencia del virus.  De todos modos, el  jueves 14 de mayo en Guayaquil se convocaría a un plantón  pacífico con medidas de bioseguridad. En un mensaje de voz que recorrió todos los chats de Whatsapp de organizaciones y colectivos, un vocero de D.D.H.H manifiesta que durante las manifestaciones, aproximadamente a las 9:00 am, los policías agreden a una compañera. Posteriormente la policía arremete contra varios manifestantes, llevando presos a 4 compañeros de una manera violenta e inaceptable. Luego de 24 horas de retención, en la audiencia se dio por sentado su libertad.

El desarrollo de la indignación de las personas estaría dando paso a su vez al desarrollo de una necesidad urgente por hacer visible el descontento general  de un país. Un país con un sistema de salud pública colapsado,  con medios de comunicación aliados con el poder y, a todo esto, una cantidad de reformas económicas que obligarían a los sectores empobrecidos a pagar la crisis.

Aun así, el lunes 18 de mayo nos despertamos con el Rucu Pichincha de aliado de los estudiantes. En sus faldas la frase #NOALRECORTE como una acción para manifestar que, a pesar de las limitaciones, la lucha se reinventa y se adapta a cualquier contexto. Por otro lado, en este punto  se registraron varios despidos e irregularidades en cuanto a pagos de salarios a empleados públicos y privados.  Ahora el plantón no  se convocaría en un solo lugar, sino que además  otros frentes como la CEDOCUT llamaron a ocupar las calles para denunciar atropellos a los derechos laborales durante la emergencia sanitaria.  Lugares como la Villaflora, Carapungo, la entrada a la EPN y la Caja del Seguro, se llenaron de manifestantes. A los estudiantes y docentes,  se les sumaron actores sociales como sindicalistas, trabajadores y empleados del sector público. “Estamos solicitando al Ministerio de Finanzas que nos ayude con el pago de nuestro haberes, ya que nos adeudan desde el mes de diciembre  son 6 meses que la guardianía de la Universidad Central estamos impagos”, Dalila es parte de la empresa de seguridad privada GEVISE.  La forma en la que me cuenta el motivo por el que salió a manifestarse, delata un sentimiento de profunda indignación. La movilización, compuesta por unas 500 personas, terminó en las afueras del Banco Central.

Salir a la calle en plena emergencia sanitaria de por sí ya genera cierta incomodidad en la gente. Pero la rabia y la injusticia fueron el motor para que el pasado lunes 25 de mayo se haya convocado a una gran movilización a nivel nacional. En estas manifestaciones,  personalmente siento mucha incertidumbre. Contagiarse es un gran riesgo pero al mismo tiempo es importante acompañar estos procesos que, al fin y al cabo, nos afectan a todos. Los puntos de partida de la movilización con destino al centro de la ciudad fueron la Universidad Central y la Caja de Seguro, lugares que históricamente han evidenciado la lucha y la organización. Avanzamos por la  avenida diez de agosto hacia el centro, tomando en cuenta el distanciamiento social, así como también la gran presencia policial y los cercos en cada cuadra.

Ángel es un trabajador de la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador. Empieza  a contarme el motivo por el que salió a la movilización con la frase: ¡No es justo, no es justo! Ángel acaba de ser despedido. Indica que son 360 trabajadores directos y 1500 trabajadores indirectos  son parte de esta esta empresa y que, debido al cierre por parte del gobierno, han quedado sin empleo. Manifiesta que el ferrocarril es un patrimonio de nuestro país y que es incoherente que este gobierno tenga la potestad de cerrar algo que le pertenece a todos los ecuatorianos.

Más adelante en el recorrido  me encontré,  con Blanca. Ella es vendedora ambulante. Forma parte de la Asociación José Martí de vendedores autónomos. Ella tilda a las leyes impuestas por el gobierno de injustas. Nos cuenta que, para el sector ambulante, la cuarentena ha sido devastadora. Si la educación se privatiza, los hijos de Blanca no tendrán acceso a la educación. Ella está consciente de que la privatización del sector público afectará de sobremanera a los vendedores ambulantes, inclusive más que la situación que se vive en la pandemia.

Aproximadamente 2.000 personas nos dimos cita en aquellas calles que durante el paro de octubre nos vieron enfrentarnos de manera simbólica al Estado. Por un momento, sentí una especie de “flashback”, casi podía percibir el olor a lacrimógena mientras nos acercábamos a la Plaza Santo Domingo. Hace mucho tiempo que en la ciudad no se percibía el tumulto, y peor aún el tumulto de denuncia como se vivió el octubre pasado. A pesar de encontrarnos en una marcha pacífica, los policías arremetieron contra algunos manifestantes, lanzándoles gas pimienta y tirando toletazos a diestra y siniestra. Esto como en octubre, reafirma la posición del Estado, una posición que se niega a escuchar a los sectores que desde ya sienten en carne propia las malas decisiones. Es lamentable que en nuestra constitución se señale explícitamente que los presupuestos de salud y educación no pueden ser utilizados inclusive en casos de emergencia. Pero que aun así se contemple esta decisión como un “sacrificio que todos debemos hacer para que se restablezca el país”.

“Octubre Rebelde Volverá”, “Fuera  Moreno, Inepto”, “Gobierno Asesino”, se leía en las paredes del Centro Histórico, porque octubre fue un proceso  de aprendizaje para todos y en estas  recientes manifestaciones se refleja el resentimiento que las personas conservan hacia este gobierno. Son varias las historias y los rostros que me han acompañado durante estas 3 semanas de denuncia. Lastimosamente son rostros que a los medios tradicionales no les interesa mostrar, son realidades que no provienen de sectores de poder y por este motivo no son dignas de ser mostradas.

Es cierta esa afirmación de que los ricos serán más ricos y los pobres serán más pobres. En Ecuador hoy en día esa es una realidad, la pandemia simplemente ha dejado entrever de manera más precisa cómo esa frase va calando en nuestro entorno. Nos estamos preparando para un contexto en el que las personas sin importar la emergencia sanitaria saldrán a la calle, como escuché por ahí: “Más rápido nos mata el gobierno que el virus”. Consideramos que las estrategias utilizadas por el gobierno para realizar cambios en la economía del país no son transparentes ni mucho menos han sido consultados con los sectores a los que afectaría directamente estos recortes. Es por este motivo que la alianza entre policías, militares y el gobierno es fundamental. Justificar a las personas que salen a la calle como riesgos para el bien estar de la vida funcional es, en este caso, la excusa perfecta para reprimir y acallar.

Pero el pueblo clama justicia  y esto recién comienza…

#IndymediaEcuador

#PeriodismoMilitante

#Aktitú

#Educación

#PublicaciónAbierta

 

GALERÍA FOTOGRÁFICA:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.