Categorías
Capitalismo Derechos Laborales Ecuador Lucha de Clases Movilizaciones Quito Trabajadores

[ARTÍCULO]Entre la precariedad y la necesidad, la encrucijada con la que deben lidiar la mayoría de los repartidores de las plataformas Glovo, Rappi, Uber Eats.

Sharing is caring!

 

En los últimos meses se ha conocido con mayor profundidad el sistema de explotación laboral por el cual las grandes empresas de aplicaciones de entregas inmediatas someten a sus trabajadores a nivel mundial. Estas empresas han modificado la dinámica de compra y venta de manera más sencilla a través de herramientas tecnológicas como una computadora o un teléfono celular. Su crecimiento fue inminente debido a la oferta novedosa de estas aplicaciones al público. La demanda por este servicio ha crecido de manera exponencial por los beneficios que encuentra el cliente como por ejemplo, no ir directamente al local o no tener que esperar mucho tiempo haciendo fila, y tan solo esperar con comodidad desde su hogar o el lugar donde se encuentre. Y a pesar de que estas empresas con sus plataformas virtuales pretendan dar un giro a la dinámica de compra y venta, necesitan de intermediarios que hagan posible esa operación que les ha permitido colocarse como una de las nuevas vanguardias empresariales de los últimos años.

En ese sentido, es que son empresas que han sido capaces de ubicarse alrededor de varios países alrededor del mundo, bajo la misma de dinámica de entrega a través de plataformas digitales que agiliten la entrega por medio de intermediarios que son los repartidores. Es así que, los trabajadores o repartidores de estas empresas han tratado de ser minimizados en esta nueva dinámica económica, pero que sin embargo son los más importantes y a quienes menos se les ha reconocido desde diferentes aspectos como el económico. Las ganancias que puede obtener un repartidor no cubre muchas de las veces ni siquiera un sueldo básico además de no contar con algún seguro de vida ya que el transporte que utilizan los hace más propensos a un accidente, y sin olvidar que el medio de transporte debe ser subsidiado por el mismo trabajador y no por la empresa. Es decir, que es un negocio basado en la explotación laboral, en el cual la empresa termina de obtener la mayor parte de las ganancias sin reconocer totalmente al trabajador.

Bajo un discurso en el cual se dice que la relación entre patrono y empleado es casi nula y que el trabajador depende casi de sí mismo, estas nuevas empresas han tratado de burlar los principales derechos que debería tener los trabajadores. Se trata de una nueva forma de relación laboral que de cierta forma ha superado lo estipulado en el marco legal en lo referente a los derechos laborales. Una nueva forma de explotación que encuentra en las personas provenientes de los sectores más desfavorecidos su principal mano de obra. La mayoría de trabajadores corresponden al sector de la población migrante de nacionalidad venezolana especialmente, un sector que se ha caracterizado por sufrir distintos tipos de explotación, sin olvidar tampoco la xenofobia que han padecido a lo largo de su estadía en el país. Las condiciones vulnerables y de necesidad en las que se encuentran los migrantes hacen que estos accedan a cualquier tipo de trabajo sin importar que garantías y seguridades le brinden. Dicho esto, una de las plazas de trabajo donde más se encuentra integrantes del sector de migrantes es el de los repartidores de estas aplicaciones de entrega.

Es por ello que las condiciones precarias han sido expuestas desde ha ce varios meses atrás ante el silencio de las autoridades encargadas y de los grandes medios de comunicación (donde incluso dichas empresas tienen ya pautas comerciales). Y por eso los trabajadores ha decidido organizarse y llevar a cabo movilizaciones a nivel mundial han tomado cada vez mayor connotación y que han puesto en algo en cuestionamiento a dichas empresas. Más aún que si se tiene en cuenta que, desde que comenzó la emergencia sanitaria una de las pocas industrias que no detuvo sus actividades fueron estas famosas plataformas o aplicaciones virtuales de entrega y por ende se encontraban más expuestos a un posible contagio de coronavirus. Un tiempo que reflejó de manera más cruda las condiciones precarias en las cuales este sector se encuentra y por ello que el descontento de los repartidores se ha hecho sentir mediante movilizaciones. Razón suficiente para que los repartidores hayan decidido organizarse y movilizarse como la única manera por la cual han podido hacerse escuchar y también de reflejar la precariedad en la cual se encuentran.

Por : David Toctaguano

#IndymediaEcuador

#PeriodismoMilitante

#Glovo

#Glovers

#Explotación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.