«Gallito de la Peña» una de las victimas silenciosas de la Minería en la región de Zamora (Tundayme)

Sharing is caring!

La minería afecta directamente a las aves ya que sin arboles no hay pájaros y sin pájaros el bosque no existiría; 

El Gallo de la peña “Rupicola peruviana”

El Gallo de la peña “Rupicola peruviana” ave perteneciente a la familia Cotingidae, es una ave mediana habitante de los bosques húmedos de las vertientes orientales de la Cordillera de los Andes, fundamentalmente en Venezuela, Colombia, Perú y Ecuador. De hecho, es considerada el ave nacional de Perú, de hermoso plumaje y de elegante vuelo, es una de las víctimas mortales de las prácticas mineras que se vienen realizando en la región oriental de nuestro país.

Hace aproximadamente un año (Nov-Dic, 2015) tuve la oportunidad de viajar hacia el sector de Tundayme, zona donde la empresa China, Ecsa, está realizando trabajos de exploración minera específicamente en zonas de la Cordillera del Cóndor, en Zamora, durante mi estadía realice una evaluación ornitológica breve donde pude registrar una importante cantidad de especies muchas de ellas de gran importancia ecológica, incluso registrando especies nuevas en cuanto a distribución y categorías de su estado de conservación, pero lo que más me llamo la atención durante el trabajo de campo fue la presencia de esta ave muy llamativa y de gran importancia sobre todo para prácticas de ecoturismo, alternativa económica para los habitantes de la zona antes mencionada.

La minería afecta directamente a las aves

ya que sin arboles no hay pájaros y sin pájaros el bosque no existiría, ya que muchas aves como el gallito de la peña son encargados de dispersar semillas a través de su dieta, el gallito es un frugívoro, esto quiere decir que se alimenta exclusivamente de frutos silvestres, los cuales obtiene de su hábitat ya que 50% de la vegetación amazónica produce frutos en abundancia.

 

Otra característica de esta ave es su reproducción y comportamiento, elijen vivir en zonas de montañas muy escarpadas y suelen ocultarse entre las rocas, de allí su nombre, la Cordillera del Cóndor, sitio del estudio, es una formación muy característica y única en cierta manera, el Cóndor forma parte de la cadena discontinua de las cordilleras subandinas que se sitúan entre la Cordillera Oriental y las tierras bajas de la Amazonía, paralela a la cadena andina principal pero logrando elevaciones más modestas y separada de la Cordillera Oriental principal por valles más bajos (1995-2016 Missouri Botanical Garden).

Las cordilleras subandinas, situadas en el interfaz entre los Andes y la Amazonía, son ciertamente entre las áreas más diversas del mundo biológicamente, y las menos conocidas científicamente, en la planeta Tierra. (e.g., las “ecoregiones” de Dinerstein et al., 1995).

El gallito de la peña para su reproducción usa sitios específicos llamados “leks”en estos sitios el macho exhibe su plumaje con cantos y movimientos únicos de su época reproductiva, mientras que la hembra observa detenidamente por varios días para luego elegir al macho que mas le llame la atención.

 

La minería probablemente nos dará réditos económicos, pero ningún valor servirá para recompensar la perdida de vida silvestre, el Gallo de la Peña una nueva víctima del manejo irresponsable de los recursos naturales, conocerlo es contribuir a la defensa de especies que están riesgo de extinción por la acción depredadora del hombre.

 

Investigación, Fotos, Colaboraciones  y Artículo Realizado Por:

Andrés Marcayata

Biólogo

Deja un comentario