Carta de Ola Bini desde el Centro de Detención Provisional en Quito – Ecuador

El activista Ola Bini después de varias horas de estar detenido en el Centro de Detención Provisional El Inca, por fin pudo ver a sus padres. En este encuentro entregó para ellos una carta, la cual reproducimos de forma textual.

1. Primero quiero agradecer a todos y todas quienes me han estado apoyando. Me han contado sobre la atención que ha recibido el caso en el mundo y lo agradezco es lo mínimo que puedo decir. A mis amigos y amigas, familia y gente cercana todo mi amor, les estoy pensando mucho.

2. Yo creo fuertemente en el derecho a la privacidad. Sin privacidad no podemos tener libertad y sin libertad somos esclavos. Por eso he dedicado mi vida a esa lucha. La vigilancia es una amenaza a todos nosotros y nosotras, tenemos que frenarla.

3. Los líderes del mundo están luchando una guerra contra el conocimiento. El caso contra mí es basado en todos los libros que he leído y la tecnología que tengo. Eso sería un crimen de pensamiento “crimentaal” en la obra de Orwell. No podemos dejar que eso pase. El mundo nos acorralará más y más, hasta que no tengamos nada. Si en Ecuador pueden hacer eso, también lo harán otros gobiernos. Tenemos que frenar esa idea ahora, antes de que sea demasiado tarde.

4. Tengo la certeza que saldré, es obvio ya que no hay fundamentos que sostengan este caso y que se va derrumbar.

5. No puedo dejar de comentar sobre el sistema penal de Ecuador. Me tienen en las mejores circunstancias y aun así es despreciable. Tiene que haber cambios serios. Pienso mucho en los otros presos en Ecuador.

traducción por https://ecuadortoday.media

Original en Ingles:

1. First, I want to thank all my supporters out there. I’ve been told about the attention this case is getting from all the world, and I appreciate it more than I can say. To my friends, family and nearest ones: all my love – you’re constantly in my thoughts.

2. I believe strongly in the right to privacy. Without privacy, we can’t have agency, and without agency we are slaves. That’s why I have dedicated my life to this struggle. Surveillance is a threat to us all, we must stop it.

3. The leaders of the world are waging a war against knowledge. The case against me is based on the books I’ve read and the technology I have. This is Orwellian – ThoughtCrime. We can’t let this happen. The world will close in closer and closer on us, until we have nothing left. If Ecuador can do this, so can others. We have to stop this idea now, before it’s too late.

4. I’m confident it will be obvious that there’s no substance to this case, and that it will collapse into nothing.

5. I can’t avoid saying a word about the Ecuadorian penal system. I’m being held under the best circumstances and it’s still despicable. There needs to be serious reform. My thoughts go out to all fellow inmates in Ecuador.
Ola gave his parents this note from prison