Categorías
Buenos Aires Capitalismo Cobertura Indymedia Criminalización Ecologismo Extractivismo Lucha Anti Minera

[Buenos Aires – Imbabura] Nuestra lucha es por la vida

Algo se ha dicho sobre la resistencia antiminera de la parroquia de la Merced de Buenos Aires frente al inconsulto ingreso de la empresa Hanrine, pero más allá de los datos o las noticias que se han generado frente a este tema qué es lo que mueve a esta comunidad a oponerse al ingreso de la minería a su territorio, pese al notorio miedo por la persecución y criminalización.

Este conjunto de sentires fueron recopilados hoy durante el plantón en solidaridad con las y los compañeros que fueron criminalizados el pasado 3 de agosto, acusados de bloquear la vía pública, durante un violento ingreso de la empresa Hanrine.

“Tenemos claro que donde entran las mineras todo queda destruido y contaminado por eso hemos puesto resistencia para que nuestros territorio no sea acabado como en otras partes.”

“Sabemos que podemos sobrevivir como lo hemos hecho siempre con la ganadería y la agricultura. No necesitamos de ninguna empresa minera y menos que nos vengan a decir que eso es el progreso.”

“Eso del progreso es un cuento miserable, para nosotros el progreso es tener nuestras tierras libres de contaminación.”

“Desde que entró la minería ilegal el pueblo ha sufrido una invasión; salió la ilegal y ahora entra la legal, pero son los mismos que estaban en la anterior.”

“La empresa Hanrine ha invadido el pueblo de Buenos Aires con sus trabajadores y su mundo de camiones, tenemos miedo porque ahora que ya entró nos atacan junto con la Policía Nacional.”

Escuchar las voces, no siempre oficiales, de quienes ponen su cuerpo y libertad por la defensa de su territorio, no es tan difícil; de hecho es una tarea obligatoria para el Estado que ha sido pasado por alto infinidad de veces atentando contra la vida de las comunidades. Ni criminales, no delincuentes; defensores de la vida repetía mientas pedían la libertad para sus compañeros.

Transmisión en vivo 23/08/2021: https://www.facebook.com/indyecuador/videos/276051490608119

Categorías
Agua Biología Capitalismo Denuncia Pública Derechos Humanos Desastres Naturales Ecologismo Extractivismo Lucha Anti Minera Pueblo Kichwa Pueblos Amazónicos Pueblos y nacionalidades indígenas

Cientos de mecheros de la muerte en la Amazonía

Textos y foto de portada: Eduardo Campillo.

(Se incluyen dos vídeos y enlace a un estudio en profundidad.)

Aunque ya hay tecnología para superar la industria de los combustibles fósiles los dueños del negocio siguen provocando muerte y sufrimiento en lugares claves como la Amazonía.

Actualmente hay más de 447 mecheros de la muerte en la Amazonía ecuatoriana, 104 en la Reserva de la Biosfera del Yasuní y uno en los territorios de la comuna kichwa del Edén, en el río Napo.

mapa mecheros amazonia ecuador
Mapa de Mecheros en la Amazonía del Ecuador, según el Informe Mecheros.

A pesar de que la Corte de Justicia de Orellana hace más de un año —en febrero de 2020— pidió eliminar la quema de gas y reconoció en una sentencia el impacto ambiental y a la salud humana de los mecheros que queman gases sobrantes del proceso industrial petrolero, insistimos, —más de un año después de la sentencia— los mecheros de la muerte siguen provocando cientos de cánceres —sobre todo a mujeres, según un estudio realizado por la Clínica Ambientalviolando así el derecho a la salud.

Las tasas de incidencia de cáncer para la zona petrolera del Ecuador son las más altas del mundo: 534,9/100 mil habitantes en el período 2010-2016, dejando en segundo lugar las 493,9 encontradas en Detroit (Michigan, EEUU), según el mencionado estudio

«Yo vivo a 300 metros de un mechero y nuestra lucha diaria es contra el cáncer, enfermedad que contraje a causa de la presencia de los mecheros de la muerte. (…) Vivir con cáncer es bien difícil porque en la Amazonia no hay hospitales con especialistas…», manifiesta Carmen Samaniego en declaraciones a Cáritas.

Vídeo de Froilán Santi.

El perjuicio a los pueblos ancestrales es sumamente grave. Las familias de la comuna El Edén llevan desde el 10 de mayo de 2021 de protesta pacífica sin poder reunirse con el gerente de Petroecuador ni llegar a acuerdos de compensación e indemnización por los 20 años de operaciones petroleras que no sólo violan su derecho a la salud y su derecho a vivir en un ambiente sano, sino que también se vulnera el derecho al agua, el derecho de los pueblos ancestrales a sus territorios y los derechos de la Naturaleza.

El impacto ambiental de la actividad petrolera reduce las escasas poblaciones de especies en peligro ya que la florifauna amazónica también es seriamente afectada por la deforestación de más de 200 hectáreas usadas para la actividad extractiva en territorios de la comuna —pero que son cientos de miles de hectáreas sólo en la Amazonía del Ecuador— y por los millones de insectos muertos cada noche que al ser atraídos por la luz del mechero terminan quemados por las extremas temperaturas en su foco. Estos insectos suponen el sustento de aves, monos y muchos otros animales en peligro de extinción que empiezan a sufrir hambre y se reducen sus poblaciones, es decir, se desequilibra la cadena trófica.

El mechero también genera contaminación acústica que impide usar para el ecoturismo los terrenos circundantes a los cientos de hectáreas que ocupa la explotación, además de contaminación atmosférica que podría haber causado, según testimonios de las personas comuneras entrevistadas, varios cánceres que se han producido tras las operaciones de Petroecuador.

Respecto a la contaminación de las fuentes de agua, podría ser causante de varios casos de sarna registrados y del impacto sobre la bellísima laguna de Yuturi, afectada por el vertido y reinyección de aguas usadas en operaciones de la empresa.

Todo esto sin olvidar la emisión de tóxicos como metano, uno de los peores gases de efecto invernadero que agrava el Calentamiento Global y el Cambio Climático 28 veces más que el dióxido de carbono y que se libera, según científicos como Leahey y Preston, cuando la quema no consigue la combustión completa debido a la acción del viento o a irregularidades en la salida del gas. Otros tóxicos emitidos y sus efectos a la salud aparecen en las tablas —que hemos sacado del Informe Mecheros en Ecuador— a continuación:

Otras enfermedades que incrementan su incidencia con la cercanía de las viviendas a la contaminación petrolera son artritis, tiroiditis, diabetes, esclerosis y muertes infantiles por problemas en los embarazos.

«Somos testigos de estas llamaradas que no se extinguen, pero son depredadoras, dan muerte» —dice el misionero capuchino Darwin Orozco, que continua así con su testimonio al Informe Mecheros: «Los pobladores de la zona, nuestros vecinos, muchos de ellos que nacieron ya con esta amenaza: respiran el aire contaminado, beben el agua de lluvia, los productos que siembran y sus cosechas son contaminadas por los residuos de la quema del gas. El humo que despiden los mecheros se posa encima de los techos de las casas, de las hojas de los árboles, de los productos de consumo, de las personas y animales. Es muy triste no poder bañarse con el agua que se recoge del techo de las casas. Muchas personas consumen el agua contaminada, lo que conlleva muchas enfermedades. En relación a la salud se puede encontrar personas con cáncer en el estómago, garganta, boca, pulmones, hígado y en la piel, así como también irritación de los ojos, entre otras. En el caso de las mujeres, muchas pierden sus hijos en los meses de gestación debido al exceso de contaminantes.»

Los mecheros también contaminan el agua de lluvia por la dispersión de gases, mientras el agua de ríos afluentes del Amazonas, lagunas y arroyos ya está contaminada por los repetidos derrames que se han producido a lo largo de décadas de explotación petrolera en la Amazonía ecuatoriana, sobre todo desde la entrada en 1964 de Texaco, empresa que, hasta su salida en 1992, llegó a construir los 380 primeros mecheros y a generar vertidos provocando un desastre ambiental calificado por The Guardian como «Chernobyl amazónico»

Foto extraída del Informe Mecheros.

No hay ningún argumento ético que justifique esta abominación contra la salud del pueblo ecuatoriano y contra la Naturaleza, nada justifica este ecocidio en territorio amazónico puesto que en términos de movilidad ya hay vehículos eléctricos —incluso una canoa solar ya funcionando en la Amazonía ecuatoriana— mientras que en términos energéticos hay tecnología para producir electricidad con energías renovables. El mito del complicado mantenimiento de los paneles solares es tan falso como que la verdad es que sólo necesitan limpieza.

Incluso en términos económicos quemar gas en mecheros de la muerte es un despilfarro económico. Según expertos en gas como Jorge Luís Hidalgo en declaraciones al Universo, ese gas desperdiciado se podría estar utilizando para generar electricidad o gas doméstico. Entre el 2010 y el 2018 la importación de gas GPL alcanzó los 4.980 millones de dólares mientras que, en los últimos 30 años, Ecuador ha quemado el equivalente a más de 14 mil millones de dólares de gas asociado, según el Informe Mecheros.

No podemos permitir estos 447 mecheros destruyendo la Amazonía —la mayoría encendidos 24 horas todos los días— ni la contaminación de las fuentes de agua, ambas afectando a especies en peligro de extinción y a comunidades ancestrales por beneficio sólo de unas pocas transnacionales y élites locales. Les rogamos máxima difusión de este reportaje, sus vídeos, el Informe Mecheros, sus otros links, apoyo para la Comuna El Edén y sus peticiones, y para exigir que se cumpla la sentencia dictaminada y se apaguen los mecheros.

Si tienes más datos relevantes sobre el tema o quieres apoyar, comparte con #AmazonasSinMecheros #ApagaLosMecheros #SOSEdén #JatarishunEdén, déjanos un comentario abajo del todo o tu email en este formulario:

[contact-form][contact-field label=»Nombre» type=»name» required=»true» /][contact-field label=»Correo electrónico» type=»email» required=»true» /][contact-field label=»Web» type=»url» /][contact-field label=»Mensaje» type=»textarea» /][/contact-form]

Categorías
Capitalismo Ecuador Educación Pública Justicia

[NOTICIA] Corte Constitucional del Ecuador aprueba reducción de presupuesto a la educación pública.

El día lunes 31 de agosto en sesión extraordinaria, el Pleno de la Corte Constitucional del Ecuador emitió un fallo que da paso a la reducción del presupuesto para la educación superior pública de 98 millones de dólares, desestimando las acciones de incumplimiento presentadas contra el Ministerio de Economía y Finanzas.

De esta manera, se revoca también las medidas cautelares decretadas el 12 de mayo del 2020 que exigían al ministro Richard Martínez se abstenga de realizar modificaciones presupuestarias que puedan tener impacto negativo en el presupuesto de las instituciones de educación superior.

En este sentido, el fallo de la Corte Constitucional y la revocatoria de las medidas cautelares que dan paso al recorte del presupuesto, se vulneran directamente los derechos de miles de estudiantes del campo y la ciudad, así como a toda la comunidad educativa, incluyendo docentes y administrativos.

Ante este rechazo de los pedidos de las organizaciones sociales, por parte de un gobierno neoliberal y amparado por la irresponsabilidad de la Corte Constitucional, distintos frentes de lucha ya se han pronunciado en pos de una movilización permanente en defensa de los derechos.

#IndymediaEcuador

#PeriodismoMilitante

Categorías
Capitalismo Derechos Laborales Ecuador Lucha de Clases Movilizaciones Quito Trabajadores

[ARTÍCULO]Entre la precariedad y la necesidad, la encrucijada con la que deben lidiar la mayoría de los repartidores de las plataformas Glovo, Rappi, Uber Eats.

 

En los últimos meses se ha conocido con mayor profundidad el sistema de explotación laboral por el cual las grandes empresas de aplicaciones de entregas inmediatas someten a sus trabajadores a nivel mundial. Estas empresas han modificado la dinámica de compra y venta de manera más sencilla a través de herramientas tecnológicas como una computadora o un teléfono celular. Su crecimiento fue inminente debido a la oferta novedosa de estas aplicaciones al público. La demanda por este servicio ha crecido de manera exponencial por los beneficios que encuentra el cliente como por ejemplo, no ir directamente al local o no tener que esperar mucho tiempo haciendo fila, y tan solo esperar con comodidad desde su hogar o el lugar donde se encuentre. Y a pesar de que estas empresas con sus plataformas virtuales pretendan dar un giro a la dinámica de compra y venta, necesitan de intermediarios que hagan posible esa operación que les ha permitido colocarse como una de las nuevas vanguardias empresariales de los últimos años.

En ese sentido, es que son empresas que han sido capaces de ubicarse alrededor de varios países alrededor del mundo, bajo la misma de dinámica de entrega a través de plataformas digitales que agiliten la entrega por medio de intermediarios que son los repartidores. Es así que, los trabajadores o repartidores de estas empresas han tratado de ser minimizados en esta nueva dinámica económica, pero que sin embargo son los más importantes y a quienes menos se les ha reconocido desde diferentes aspectos como el económico. Las ganancias que puede obtener un repartidor no cubre muchas de las veces ni siquiera un sueldo básico además de no contar con algún seguro de vida ya que el transporte que utilizan los hace más propensos a un accidente, y sin olvidar que el medio de transporte debe ser subsidiado por el mismo trabajador y no por la empresa. Es decir, que es un negocio basado en la explotación laboral, en el cual la empresa termina de obtener la mayor parte de las ganancias sin reconocer totalmente al trabajador.

Bajo un discurso en el cual se dice que la relación entre patrono y empleado es casi nula y que el trabajador depende casi de sí mismo, estas nuevas empresas han tratado de burlar los principales derechos que debería tener los trabajadores. Se trata de una nueva forma de relación laboral que de cierta forma ha superado lo estipulado en el marco legal en lo referente a los derechos laborales. Una nueva forma de explotación que encuentra en las personas provenientes de los sectores más desfavorecidos su principal mano de obra. La mayoría de trabajadores corresponden al sector de la población migrante de nacionalidad venezolana especialmente, un sector que se ha caracterizado por sufrir distintos tipos de explotación, sin olvidar tampoco la xenofobia que han padecido a lo largo de su estadía en el país. Las condiciones vulnerables y de necesidad en las que se encuentran los migrantes hacen que estos accedan a cualquier tipo de trabajo sin importar que garantías y seguridades le brinden. Dicho esto, una de las plazas de trabajo donde más se encuentra integrantes del sector de migrantes es el de los repartidores de estas aplicaciones de entrega.

Es por ello que las condiciones precarias han sido expuestas desde ha ce varios meses atrás ante el silencio de las autoridades encargadas y de los grandes medios de comunicación (donde incluso dichas empresas tienen ya pautas comerciales). Y por eso los trabajadores ha decidido organizarse y llevar a cabo movilizaciones a nivel mundial han tomado cada vez mayor connotación y que han puesto en algo en cuestionamiento a dichas empresas. Más aún que si se tiene en cuenta que, desde que comenzó la emergencia sanitaria una de las pocas industrias que no detuvo sus actividades fueron estas famosas plataformas o aplicaciones virtuales de entrega y por ende se encontraban más expuestos a un posible contagio de coronavirus. Un tiempo que reflejó de manera más cruda las condiciones precarias en las cuales este sector se encuentra y por ello que el descontento de los repartidores se ha hecho sentir mediante movilizaciones. Razón suficiente para que los repartidores hayan decidido organizarse y movilizarse como la única manera por la cual han podido hacerse escuchar y también de reflejar la precariedad en la cual se encuentran.

Por : David Toctaguano

#IndymediaEcuador

#PeriodismoMilitante

#Glovo

#Glovers

#Explotación

Categorías
Capitalismo CiberActivismo Conversatorio Ecuador Entrevista Organizaciones Sociales

[VIDEOFORO] CONVERSATORIO VIRTUAL: REPRESIÓN SISTEMÁTICA Y DECRETO 179

En este espacio buscamos reflexionar sobre la sistemática represión y los efectos de la cuarentena imposta por el capitalismo colonial y patriarcal en la lucha de los pueblos y la protesta social.

Participan:

▶️ Alejandra Santillana Ortiz
Parlamento Plurinacional y Popular de Mujeres y Organizaciones Feministas

▶️ Kevin Chasi
Transformación Universitaria – UCE

▶️ Holger Valdéz
Acción Antifascista Ecuador

▶️ Freddy Carrión
Defensoría del Pueblo de Ecuador – DPE

Moderado y transmitido:

Cadena de Medios Independientes-Ecuador

▶️Indymedia Ecuador – Centro de Medios Independientes
▶️Revista Rupturas
▶️Ecuador Today

Quienes resistimos, aspiramos construir herramientas teóricas y prácticas para transformar las situaciones de control, militarización, injusticia, opresión y destrucción a la que nos orilla el neoliberalismo mundial.

Categorías
Capitalismo Ecuador Lucha de Clases Lucha Internacionalista Publicación Abierta Quito

[PUBLICACIÓN ABIERTA] ¡Nuestras vidas antes que sus ganancias! ¡Abajo el paquetazo, el Gobierno, el Capital y el Estado!

[HOJA VOLANTE]

Aporte recibido el 08 / 06 / 2020

¡NUESTRAS VIDAS ANTES QUE SUS GANANCIAS!

¡ABAJO EL PAQUETAZO, EL GOBIERNO, EL CAPITAL Y EL ESTADO!

 

  • El nuevo “paquetazo” del gobierno de Moreno-Roldán-Martínez-Romo-Jarrín sólo enriquece aún más a los empresarios y sus políticos, mientras que a la clase trabajadora (que incluye a los informales y los desempleados) nos precariza y empobrece aún más. Es decir, aumenta nuestra explotación y nuestra miseria. Por eso salimos a las calles a protestar.
  • Si la gente se enferma y se muere, no es culpa de la gente sino de este gobierno y de las Cámaras Empresariales que, con sus medidas para proteger sus ganancias, nos obligan a salir a las calles a trabajar y a protestar, arriesgando así nuestras vidas. Nos están quitando todo: trabajo, salud, vivienda, educación, etc. También nos están quitando el miedo, hasta que éste cambie de bando social.
  • Esta no es “la crisis del coronavirus”. Es la crisis del capitalismo. La crisis sanitaria y económica actual no ha hecho más que desnudar esta cruda y antigua verdad: el capitalismo mata a los explotados y oprimidos, a los proletarios, pero salva a los ricos y poderosos, a los burgueses. Las clases sociales existen. La lucha de clases también y, de hecho, es lo que mueve a la historia y a esta sociedad.
  • No conformes con su “ley de apoyo humanitario” para ellos y de nueva esclavitud para nosotros, este gobierno recién aprobó otra ley que permite a las Fuerzas Armadas y la Policía usar armas letales para reprimir la protesta social, a lo que le llama “uso progresivo de la fuerza”. Es decir, no conformes con matarnos de coronavirus, de hambre y de aislamiento, ahora también nos quieren matar a balazos si es que protestamos. Esto no es “fascismo” ni “falsa democracia”. Esto es la democracia, sin comillas: sí, porque en realidad la democracia es la dictadura de los ricos sobre los pobres, de la burguesía sobre el proletariado. El único y gran terrorista es el Estado.
  • Si bien los recientes escándalos públicos de corrupción (sobreprecios) por parte de altos funcionarios de este gobierno son indignantes y repugnantes, el problema no es la corrupción. El problema es el capitalismo, sistema que se basa en la desposesión de los medios materiales de vida a la gran mayoría de la población para que una minoría de propietarios y empresarios explote su fuerza de trabajo y acumule capital mediante la producción y la venta de mercancías. La corrupción sólo es un mecanismo secundario de acumulación de capital. “Lícito” o “ilícito”, el enriquecimiento se basa en la explotación.
  • Las instituciones, las leyes y las elecciones son inventos y armas de los ricos y poderosos para mantener y legitimar su poder sobre nosotros los explotados y oprimidos. Por lo tanto, no se trata de luchar por la “inconstitucionalidad” de tal y cual ley ni por un “gobierno popular”, porque eso sólo es jugar su juego en su cancha y darles más poder. Entonces, dejemos de luchar por esas migajas del Estado capitalista llamadas “derechos democráticos”. Luchemos por reapropiarnos y poner en común todo lo existente, porque los trabajadores lo hemos producido todo, por lo tanto, todo debería ser nuestro, para todos, sin necesidad de jefes, representantes ni intermediarios partidarios ni sindicales. La emancipación de los trabajadores será obra de los propios trabajadores. Con autoorganización, apoyo mutuo y acción directa.
  • Minneapolis y todo EE.UU. arden en llamas. La revuelta proletaria estalla en las entrañas de la gran bestia mundial. Sus detonantes son la violencia policial y el racismo. Pero sus causas son el capitalismo y la sociedad de clases. Por lo tanto, para abolir el racismo y la violencia policial, hay que abolir el capitalismo y la sociedad de clases, allá y en todo el mundo. EE.UU. no es el único país en el cual el proletariado de todos las “razas”, nacionalidades, sexos y edades se vuelve a rebelar en las calles: también hay fuertes protestas en Inglaterra, Alemania, Francia, Grecia, Hong Kong, México, Honduras, Brasil, Chile… Porque los proletarios no tenemos patria, y porque así como se contagia la pandemia del Capital, así también se contagia la revuelta social. Aun así, esta es necesaria pero no es suficiente: para acabar con todos los males que hoy aquejan a la humanidad y la naturaleza, la revuelta ha de criticarse y superarse a sí misma para transformarse en revolución social mundial. Porque sólo ésta puede frenar la actual catástrofe capitalista que nos está matando y regenerar la Vida sobre nuevas bases.

 

¡EL CAPITALISMO MATA: MATEMOS AL CAPITALISMO!

¡AUTOORGANIZACIÓN, APOYO MUTUO Y ACCIÓN DIRECTA!

¡REVUELTA Y REVOLUCIÓN! ¡COMUNISMO O EXTINCIÓN!

 

Unos proletarios cabreados de la región ecuatoriana

por la revolución comunista y anárquica mundial | proletarioscabreados@riseup.net

Quito, 8 de junio de 2020

 

#IndymediaEcuador

#PeriodismoMilitante

#HojaVolante

Dibujo en la portada : Eneko

Categorías
Activistas en Resistencia Brigadas de Solidaridad Kitu Capitalismo Ecuador Ollas Populares Organizaciones Sociales Publicación Abierta Quito Red de Solidaridad Barrial

[ARTÍCULO] Ollas solidarias y populares para alimentarnos todos y todas

Publicación Abierta Recibida por : Brigadas de Solidaridad Kitu el 05 06 2020

Cuando comenzó el aislamiento por la pandemia, algunxs compas de Quito decidimos organizarnos para activar el proyecto de las Brigadas de Solidaridad Kitu.  Por 2 meses gracias a la solidaridad de muchxs logramos llegar a más de 10 barrios de la ciudad, entregando semanalmente una media de 35 canastas con víveres de primera necesidad.

Durante esta experiencia pudimos ver con nuestros ojos el drama que  tantas familias están viviendo por la falta de trabajo, el abandono de sus barrios y la indiferencia de las autoridades.  Conocimos la realidad de los barrios populares de Quito,  su eterna lucha cotidiana para salir adelante en medio de las adversidades.

El día de hoy comenzó un nuevo proyecto solidario en el barrio La Primavera, donde sus habitantes se activaron para organizar huertos urbanos comunitarios y un comedor popular para que nadie se quede sin un plato de comida en el barrio. El huerto y el comedor se auto gestionan con el trabajo solidario de los mismos habitantes del barrio, de los huertos saldrán los alimentos que alimentarán a todxs lxs vecinxs.

En tiempos de crisis, la organización comunitaria puede mejorar la vida de nuestras familias y de nuestros barrios.

Autonomía significa dejar de esperar que lleguen ayudas que nunca llegarán, transformar el dolor y la rabia en organización,  ver al vecino come un aliado y ya no como un enemigo, unir fuerzas para salir adelante colectivamente , trasformar nuestros barrios,  combatir la soledad y la apatía, vivir bien con dignidad aquí y ahora.

Estamos viviendo tiempos duros, por eso es necesario activar procesos solidarios que nos permitan resistir de  forma. Solo el pueblo salva al pueblo más que un eslogan es una práctica de resistencia desde abajo, para tumbar a los de arriba.

Créditos fotos: Aktitù

#IndymediaEcuador

#PeriodismoMilitante

#OllasPopulares

#Solidaridad

Categorías
Activismo Capitalismo Ecuador Educación Pública Medios Libres Movilizaciones Publicación Abierta Quito

[ARTÍCULO] El Covid 19 y la lucha social se disputan las calles: Crónica sobre la educación pública en el Ecuador.

[Publicación Abierta]

Enviada por Aktitú Radio zine el 03 06 2020

El COVID y la lucha social se disputan las calles

“Creo que hoy por hoy convocar a plantones, convocar a marchas o promoverlas en medio de una emergencia sanitaria con semáforos en rojo me parece jugar con la vida de los ecuatorianos”  Agustín Albán, Secretario de Educación Superior.  5 de mayo, 2020

Esta es la frase que resonó en mi cabeza cuando al llegar a casa prendí la tele para ver el típico noticiero que secunda y obedece fielmente al gobierno.  Había sido un día largo, puesto  que aquel martes 5 de mayo, se había convocado al primer plantón con medidas de bioseguridad en nuestro país. A la declaración de tachar de irresponsables a quienes salieron ese día a manifestarse,  se le sumó la que indicaba que el recorte sería inevitable tanto para el área de la educación como para  otros sectores públicos y privados en el país; Un recorte de 32 millones de dólares a la educación media y superior, que evidentemente afectaría la calidad y el acceso a la educación pública.

De esta manera,  empezó  un proceso de organización y colectivización de la lucha en contra del recorte al presupuesto a la educación en nuestro país.  El Frente por la Educación Pública aparece como un espacio creado a partir de la coyuntura. En esta organización se encuentran docentes, estudiantes, empleados, trabajadores, padres de familia, científicos e intelectuales de los diferentes campos de la educación. El objetivo primordial es hacer visible esta causa ejerciendo presión al Estado a través de plantones, movilizaciones y acciones legales que impidan que se ejecute dicho recorte.

En Ecuador, la Universidad Central es la que más estudiantes recibe anualmente, además de ser la única que dispone de una  gran cantidad de ofertas académicas con ingreso gratuito. Este recorte afectaría directamente al presupuesto de esta universidad, reduciendo aproximadamente 32 millones en sus funciones.

A pesar de las declaraciones del Secretario de Educación Superior, el 2do plantón con medidas de bioseguridad se realizó el lunes 11 de mayo, igualmente  en las afueras de la ciudadela universitaria de la UCE. Esta vez más personas se juntaron a la convocatoria  por lo que decidimos movilizarnos y ocupar las calles desde la plaza Indo américa hasta la avenida 6 de diciembre y colón. Durante esta jornada se hizo visible, mediante un performance un bloque de estudiantes de la Facultad de Artes de la UCE. Julio es estudiante de esta facultad, él me comenta que salió al plantón para defender la educación, sobre todo  la carrera de danza. Señala que este tipo de carreras no tienen una gran oferta académica pero que aun así existen varios estudiantes inscritos en ellas. Con el recorte, danza podría desaparecer. Julio manifiesta que no puede ser posible que solo lo económico motive al país es importante prever que existen motivaciones artísticas que  también aportan  al desarrollo.

Los días pasan y el malestar en la población crece, ya no solo es Quito, es Cuenca, Loja, Riobamba y Guayaquil, territorios donde la manifestación en la calle va tomando forma de maneras limitadas por la presencia del virus.  De todos modos, el  jueves 14 de mayo en Guayaquil se convocaría a un plantón  pacífico con medidas de bioseguridad. En un mensaje de voz que recorrió todos los chats de Whatsapp de organizaciones y colectivos, un vocero de D.D.H.H manifiesta que durante las manifestaciones, aproximadamente a las 9:00 am, los policías agreden a una compañera. Posteriormente la policía arremete contra varios manifestantes, llevando presos a 4 compañeros de una manera violenta e inaceptable. Luego de 24 horas de retención, en la audiencia se dio por sentado su libertad.

El desarrollo de la indignación de las personas estaría dando paso a su vez al desarrollo de una necesidad urgente por hacer visible el descontento general  de un país. Un país con un sistema de salud pública colapsado,  con medios de comunicación aliados con el poder y, a todo esto, una cantidad de reformas económicas que obligarían a los sectores empobrecidos a pagar la crisis.

Aun así, el lunes 18 de mayo nos despertamos con el Rucu Pichincha de aliado de los estudiantes. En sus faldas la frase #NOALRECORTE como una acción para manifestar que, a pesar de las limitaciones, la lucha se reinventa y se adapta a cualquier contexto. Por otro lado, en este punto  se registraron varios despidos e irregularidades en cuanto a pagos de salarios a empleados públicos y privados.  Ahora el plantón no  se convocaría en un solo lugar, sino que además  otros frentes como la CEDOCUT llamaron a ocupar las calles para denunciar atropellos a los derechos laborales durante la emergencia sanitaria.  Lugares como la Villaflora, Carapungo, la entrada a la EPN y la Caja del Seguro, se llenaron de manifestantes. A los estudiantes y docentes,  se les sumaron actores sociales como sindicalistas, trabajadores y empleados del sector público. “Estamos solicitando al Ministerio de Finanzas que nos ayude con el pago de nuestro haberes, ya que nos adeudan desde el mes de diciembre  son 6 meses que la guardianía de la Universidad Central estamos impagos”, Dalila es parte de la empresa de seguridad privada GEVISE.  La forma en la que me cuenta el motivo por el que salió a manifestarse, delata un sentimiento de profunda indignación. La movilización, compuesta por unas 500 personas, terminó en las afueras del Banco Central.

Salir a la calle en plena emergencia sanitaria de por sí ya genera cierta incomodidad en la gente. Pero la rabia y la injusticia fueron el motor para que el pasado lunes 25 de mayo se haya convocado a una gran movilización a nivel nacional. En estas manifestaciones,  personalmente siento mucha incertidumbre. Contagiarse es un gran riesgo pero al mismo tiempo es importante acompañar estos procesos que, al fin y al cabo, nos afectan a todos. Los puntos de partida de la movilización con destino al centro de la ciudad fueron la Universidad Central y la Caja de Seguro, lugares que históricamente han evidenciado la lucha y la organización. Avanzamos por la  avenida diez de agosto hacia el centro, tomando en cuenta el distanciamiento social, así como también la gran presencia policial y los cercos en cada cuadra.

Ángel es un trabajador de la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador. Empieza  a contarme el motivo por el que salió a la movilización con la frase: ¡No es justo, no es justo! Ángel acaba de ser despedido. Indica que son 360 trabajadores directos y 1500 trabajadores indirectos  son parte de esta esta empresa y que, debido al cierre por parte del gobierno, han quedado sin empleo. Manifiesta que el ferrocarril es un patrimonio de nuestro país y que es incoherente que este gobierno tenga la potestad de cerrar algo que le pertenece a todos los ecuatorianos.

Más adelante en el recorrido  me encontré,  con Blanca. Ella es vendedora ambulante. Forma parte de la Asociación José Martí de vendedores autónomos. Ella tilda a las leyes impuestas por el gobierno de injustas. Nos cuenta que, para el sector ambulante, la cuarentena ha sido devastadora. Si la educación se privatiza, los hijos de Blanca no tendrán acceso a la educación. Ella está consciente de que la privatización del sector público afectará de sobremanera a los vendedores ambulantes, inclusive más que la situación que se vive en la pandemia.

Aproximadamente 2.000 personas nos dimos cita en aquellas calles que durante el paro de octubre nos vieron enfrentarnos de manera simbólica al Estado. Por un momento, sentí una especie de “flashback”, casi podía percibir el olor a lacrimógena mientras nos acercábamos a la Plaza Santo Domingo. Hace mucho tiempo que en la ciudad no se percibía el tumulto, y peor aún el tumulto de denuncia como se vivió el octubre pasado. A pesar de encontrarnos en una marcha pacífica, los policías arremetieron contra algunos manifestantes, lanzándoles gas pimienta y tirando toletazos a diestra y siniestra. Esto como en octubre, reafirma la posición del Estado, una posición que se niega a escuchar a los sectores que desde ya sienten en carne propia las malas decisiones. Es lamentable que en nuestra constitución se señale explícitamente que los presupuestos de salud y educación no pueden ser utilizados inclusive en casos de emergencia. Pero que aun así se contemple esta decisión como un “sacrificio que todos debemos hacer para que se restablezca el país”.

“Octubre Rebelde Volverá”, “Fuera  Moreno, Inepto”, “Gobierno Asesino”, se leía en las paredes del Centro Histórico, porque octubre fue un proceso  de aprendizaje para todos y en estas  recientes manifestaciones se refleja el resentimiento que las personas conservan hacia este gobierno. Son varias las historias y los rostros que me han acompañado durante estas 3 semanas de denuncia. Lastimosamente son rostros que a los medios tradicionales no les interesa mostrar, son realidades que no provienen de sectores de poder y por este motivo no son dignas de ser mostradas.

Es cierta esa afirmación de que los ricos serán más ricos y los pobres serán más pobres. En Ecuador hoy en día esa es una realidad, la pandemia simplemente ha dejado entrever de manera más precisa cómo esa frase va calando en nuestro entorno. Nos estamos preparando para un contexto en el que las personas sin importar la emergencia sanitaria saldrán a la calle, como escuché por ahí: “Más rápido nos mata el gobierno que el virus”. Consideramos que las estrategias utilizadas por el gobierno para realizar cambios en la economía del país no son transparentes ni mucho menos han sido consultados con los sectores a los que afectaría directamente estos recortes. Es por este motivo que la alianza entre policías, militares y el gobierno es fundamental. Justificar a las personas que salen a la calle como riesgos para el bien estar de la vida funcional es, en este caso, la excusa perfecta para reprimir y acallar.

Pero el pueblo clama justicia  y esto recién comienza…

#IndymediaEcuador

#PeriodismoMilitante

#Aktitú

#Educación

#PublicaciónAbierta

 

GALERÍA FOTOGRÁFICA:

Categorías
Antifascismo Capitalismo Colegios Criminalización Debate Ecuador

[Publicación Abierta] Al igual que el 29 de Mayo de 1969, los estudiantes luchamos.

** aporte recibido el 29 de mayo de 2020 de Acción Antifascista Ecuador.

Era el año de 1969, el Ecuador atravesaba por el Quinto Velasquismo bajo el mandato de un hombre que se había proclamado dictador y con un gobierno plagado de corrupción, represión y censura contra todo tipo de oposición y opositor.

En el contexto internacional el país se encontraba bajo la política de la Alianza para el Progreso dirigida por EEUU que buscaba contrarrestar el avance de la izquierda en América Latina; así como por una serie de acontecimientos como la revolución cubana, el mayo francés y el movimiento del 68 en México.

Fue en mayo de 1969 cuando diferentes colectivos empezaron su organización en contra de la política educativa decretada por José María Velasco Ibarra, la cual consistía en la implementación de un examen de ingreso a la educación pública superior. Este examen era acusado de estar dotado de una enfermiza meritocracia que favorecía a jóvenes hijos e hijas de la élite económica provenientes en su mayoría de colegios privados. El examen de ingreso no era más que una simple formalidad de las prácticas nepotistas dentro de las universidades públicas del país. Mientras que, en el otro lado del tablero, discriminados y marginados por un sistema educativo sirviente al poder, se encontraban las y los estudiantes hijos de familias trabajadoras, obreras y campesinas.

Ante aquel atentado contra la educación pública, jóvenes estudiantes tomaron las riendas de la radicalización y lucha por el libre ingreso a la educación pública superior. La noche del 29 mayo de 1969 impulsados por la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador (FESE) los diferentes colectivos estudiantiles ocuparon la Casona Universitaria de la Universidad de Guayaquil manifestando un estado de resistencia y lucha, exigiendo el libre ingreso y la abolición del examen. Ante tal acción, el Consejo Universitario – simpatizante de la dictadura velasquista – notificó al gobierno lo ocurrido y este dio la orden de desalojo, autorizando el uso de la fuerza letal.
Aquella noche la policía y el grupo élite de los paracaidistas entró a la Casona Universitaria y con el uso de armamento empezó el “desalojo”. Se desató una masacre contra los estudiantes que dejó un saldo de 30 jóvenes muertos y 140 detenidos que serían torturados.

Los días venideros el movimiento estudiantil aún en pie de lucha, recibió un fuerte apoyo popular en todo el país y como victoria a costo de la sangre proletaria, las diferentes universidades públicas se vieron obligadas a reconocer el libre ingreso.

Han pasado 51 años desde que el gobierno ejecutó aquella masacre y derramó la sangre de hijos e hijas del pueblo, sangre que sembró y cultivó movimientos estudiantiles sólidos, fundamentales para las luchas estudiantiles y sociales venideras. En la actualidad, el país se encuentra en una crisis política por un gobierno neoliberal que usa la pandemia por Covid-19, como shock económico para la implementación de medidas antipopulares que arrasan con los derechos y las conquistas sociales logradas a lo largo de las décadas.
Las conquistas educativas y sociales no han sido dadivas de un gobierno generoso, han sido victorias del proletariado, producto de la permanente lucha contra el poder burgués. Esta lucha estudiantil siempre ha estado comprometida con los cambios sociales y peleando junto al pueblo pues venimos de familias obreras, trabajadoras y campesinas con convicciones firmes para combatir mediante la lucha organizada por una vida digna.

Por los y las aguerridas guambras que pelearon por el carnet estudiantil, por quienes conquistaron el derecho al sufragió a los 16 años, por la continua lucha para que se respete el medio pasaje, por quienes combatieron contra el modelo educativo neoliberal del Bachillerato General Unificado, por quienes entregaron su vida por el libre ingreso a la educación superior en el 1969.

Por este motivo, hacemos un llamado a la unidad de los diferentes sectores y colectivos populares a defender el presupuesto por la educación pública, a frenar el desmantelamiento de los recursos de todas y todos los ecuatorianos, a pelear contra la “ley humanitaria”, contra las imposiciones del Fondo Monetario Internacional, contra la burguesía y el imperialismo.

Llamamos a toda la juventud comprometida y consciente a preparar la ofensiva popular, a organizarse y mostrar al gobierno una vez más, que la democracia es la voluntad de la mayoría, del pueblo, de los pobres y en última instancia lo que Marx llamó “el proletariado”.

De las aulas a las calles y juntos en las luchas populares

Acción Antifascista Ecuador

Categorías
Capitalismo Coronavirus Debate Derechos Humanos Derechos Laborales Opinión

[ARTÍCULO] La pandemia económica del gobierno en contra de los derechos de la población.

Tras la aprobación del proyecto económico denominado “Ley de apoyo humanitario” por la Asamblea, y las posteriores medidas económicas tomadas por el gobierno nacional el martes 19 de mayo en horas de la mañana, la indignación colectiva solo se agudizó.  Lo que solo refleja la fuerte y comprometida alianza entre el gobierno y los grandes sectores empresariales y los entes financieros del extranjero como el FMI.  Ambas medidas son un golpe fuerte para la clase trabajadora del país, la cual antes del estado de emergencia ya se encontraba en condiciones nada favorables, teniendo en cuenta que solo el 40% de la población económicamente activa contaba con un trabajo adecuado. Entre la una rebaja considerable de salarios, despidos masivos y una flexibilización laboral inminente, estos son los nuevos elementos que determinaran el escenario laboral donde el trabajador siempre tendrá las de perder.

La crisis sanitaria que tiene como eje central el virus del Covid-19, toma un giro total cuando se trata de los inmediatos efectos económicas especialmente en países como el Ecuador, cuya economía se encuentra supeditada a organismos internacionales como el FMI. Dicho organismo presiono tomar medidas económicas en las cuales se exigían el retiro de subsidios de los combustibles, así como también medidas que desemboquen en una flexibilización laboral, haciendo de lado los derechos de los trabajadores. Esto último se resume en que, los intereses del empleador estarán por encima de los derechos que han sido conseguidos históricamente por los trabajadores, a través de un “acuerdo muto” entre ambas partes para establecer las nuevas condiciones de trabajo. Una de las medidas que aspira a corto plazo a una precarización laboral, atentando en ese sentido contra los sectores más vulnerables de la población.

Sin embargo, dichas aspiraciones económicas no pudieron ser capitalizadas el año pasado como consecuencia del levantamiento popular de octubre, donde el gobierno no tuvo más opción que ceder. Ahora, y aprovechando la imposibilidad de movilización por estado de emergencia que implanta un confinamiento y aislamiento social, el gobierno está implementando de manera paulatina medidas que atentan en contra de la economía de la mayor parte de la población que se traducen en una primera instancia, en el cierre de empresas públicas, despidos y rebajas de sueldos en el sector público. De otro lado se tiene el tan anhelado recorte al gasto público. Con el cierre de empresas públicas y reducción de horas de trabajo y de salarios, con lo cual los trabajadores del sector público también ven vulnerados sus derechos. Incluso entre los funcionarios separados, se encuentran personal de la salud pública, lo cual llama la atención debido a que el mismo presidente anunció que dicho sector no sufriría ninguna medida.

Es así que, el descontento no se hizo esperar y comenzó de apoco a tomarse incluso las calles. Pero, a pesar de tener en vigencia el estado de emergencia, la extensión del estado de excepción, y sobre todo el riesgo de contraer un posible contagio de coronavirus, muchos sectores que se encuentran directamente afectados por las medidas del gobierno, se convocaron para expresar su descontento mediante diferentes protestas a lo largo del país. Trabajadores, médicos, profesores, estudiantes fueron los principales protagonistas de las movilizaciones que se llevaron a cabo la anterior semana y que parecen que continuaran ante un panorama con políticas que solo mantienen un ambiente lleno de incertidumbres.

Parece que todo lo referente al tema sanitario y el covid-19 han quedado de lado para la mayor parte de la población, y ahora el problema se centra en el aspecto económico y laboral. El estado de confinamiento ya no es suficiente impedimento para expresar el descontento, se puede decir incluso que el nivel de indignación colectiva es mayor que el pasado octubre, solamente que ahora se tiene un factor no menor que es la presencia del coronavirus, que en cierta medida condiciona a el número de manifestantes. A pesar del contexto condicionado por el coronavirus, existen varias convocatorias para manifestarse en las diferentes calles del país este lunes 25 de mayo, de la cual se espera que sea la mayor jornada de protestas en contra de las medidas gubernamentales.

#IndymediaEcuador

#PeriodismoMilitante

#Ecuador
#LeyInhumana