Categorías
Capitalismo Coronavirus Debate Derechos Laborales Despido Intempestivo Despidos Masivos Ecuador Emergencia Sanitaria Publicaciones Sindicalismo TeleTrabajo Trabajadores Trabajo

[ARTÍCULO] Despidos y nuevas reformas laborales: los virus que atentan contra la clase trabajadora

 

Por: David Toctaguano

Se cumple un mes desde que en Ecuador se establecieron las medidas de aislamiento de la población para contrarrestar los efectos de propagación de la pandemia del coronavirus que sufre casi todo el planeta. Sin embrago, lo que debería haber sido un tiempo en el cual todos los recursos sean enfocados y priorizados para afrontar la enfermedad, ha sido más bien un momento perfecto para vulnerar los derechos laborales por parte de ciertos sectores empresariales en complicidad del gobierno que solo queda como un testigo más de los distintos atropellos.

Entre la incertidumbre y el ambiente desolador en el cual se encuentra la mayoría de la población, se halla otros factores que solo acrecientan la preocupación de un futuro con más dudas que certezas. Una serie de emociones negativas que se agudizan cuando se efectúan acciones por parte de las empresas como la reducción importante de su salario o los despidos intempestivos en el peor de los casos. Es así que, en los últimos días fue posible visibilizar con mayor magnitud, actos como los despidos sin justificación alguna, y donde los trabajadores no encuentran una respuesta

El estado de emergencia se muestra como un escenario perfecto a manera de pretexto para que la mayoría de los representantes puedan aplicar medidas que han venido buscando con ansiedad en el proyecto de reformas laborales en los últimos años. Con la reducción de los salarios y los despidos de varios trabajadores, se traza una nueva era en lo que se refiere a las medidas que se deban tomar en lo referente al campo laboral. Bajo la justificación en que dichas medidas se deben a razones de “fuerza mayor”, varias empresas deciden separar de sus filas a varios integrantes de su personal.

Las redes sociales se muestran nuevamente como una de las plataformas donde se hace posible exponer este tipo de denuncias. Son muchas las publicaciones donde se observa la indignación e impotencia de los trabajadores al recibir la noticia de su separación mediante correo electrónico. Varios de los trabajadores despedidos han decidido protestar a las afueras de las instalaciones de las empresas, esto a pesar de las medidas sanitarias, y el distanciamiento social que se recomienda por parte de los expertos. Según datos oficiales del Ministerio del trabajo, se han registrado alrededor de 5 mil denuncias de trabajadores que han sido despedidos de forma sorpresiva por distintas empresas a lo largo del país.

En este contexto, el campo laboral sufrirá de manera inminente serias modificaciones desde lo que significa su marco legal, que ha sido el centro de discordia entre los sectores de los trabajadores y empresariales. Vale recordar que desde años atrás, se ha deseado desde los sectores empresariales medidas como la flexibilización laboral, que básicamente implica una libertad de contratación de mano de obra por parte de los empleadores, sin tener en cuenta cuestiones como el cumplimiento de las cuarenta horas semanales o el pago de horas extras. En ese sentido, el Gobierno plantea ante la Asamblea Nacional, una nueva ley económica que propone una “Jornada Reducida” que implica básicamente una nueva modalidad desde 20 horas de trabajo semanales. Un duro golpe para la clase trabajadora, que vería una terrible precarización en sus condiciones, en caso de que sea aprobada dicha ley.

La pausa en la actividad económica se ha presentado como un campo en el cual el sector empresarial puede cristalizar sus intenciones, gracias al gobierno que mostrado ser su aliado desde un principio. La pandemia del covid-19 no solamente se presenta como un virus que afecta al organismo humano llevándolo en casos extremos a la muerte, sino también ha tenido como efecto colateral el inminente empeoramiento de las condiciones laborales y de los derechos históricamente ganados por los trabajadores.

#IndymediaEcuador

#PeriodismoMilitante

 

Categorías
Ecuador Sindicalismo

Trabajadores de la Compañía Agrícola “La Julia S.A. CALAJUSA” de Alvaro Noboa despedidos de por haber conformado un sindicato.

La Asociación Sindical de Trabajadores Agrícolas y Campesinos (Astac Coortraba) denuncia la persecución sindical a trabajadores bananeros.

El pasado 4 de febrero todos los trabajadores de la Compañía Agrícola “La Julia S.A. CALAJUSA” de Alvaro Noboa, fueron despedidos por haber conformado un sindicato.

Esta acción viola los derechos de Libre Sindicalización reconocida en el Convenio 087 y 098 de la OIT y a pesar de ser denunciada en la Inspectoría de Trabajo, la institución no se ha pronunciado hasta el momento. Los trabajadores, 1 mes después, siguen a la espera de que dicha instancia haga entrega de la copia del proceso de creación del sindicato para elevar las denuncias correspondientes por persecución sindical.

Nadia Alvarado, abogada de ASTAC, señala que ante esta situación se tomarán acciones como:

  1. La presentación de una acción de protección por la violación de los derechos a la libertad sindical.
  2. La presentación de la queja formal ante el Parlamento Europeo por el incumplimiento del Tratado Comercial Multipartes por la Unión Europea, específicamente en lo que estipula el Título Noveno “Comerio y Desarrollo Sostenible”, articulo 269 donde se explica sobre las normas y acuerdos laborales multilaterales, como los convenios suscritos de ante la Organización Internacional del Trabajo, entre otros.

Adicionalmente se ha pedido al Ministerio de Trabajo que facilite las copias certificadas del trámite de registro del sindicato, “lo cual ha recibido una negativa por parte de la autoridades, cuando estos documentos podrían otorgados en copias digitales”, destaca Alvarado.

Por su parte Romer Rivera, Secretario General del nuevo sindicato de la compañía, La compañía hacienda La Julia es un importante proveedor de Chiquita, cuyos plátanos se venden a los principales supermercados alemanes, como Edeka y Rewe y “no es posible que no se cumplan nuestros derechos laborales. La libertad sindical es un componente central de cualquier política de sostenibilidad. Necesitamos su responsabilidad social, que nos ayuden las autoridades y la hacienda porque deseamos reintegrarnos y seguir en condiciones legales”.

“Hemos organizado este sindicato porque hay muchas irregularidades. La compañía nos ha exigido más y más horas extras, que nunca fueron pagadas correctamente. No tenemos vacaciones, tenemos compañeros ciegos con toda una vida entregada a las haciendas de Álvaro Noboa y que no reciben atención adecuada porque no se está al día en el seguro. No tenemos utilidades y nos pagan si es que se concluyen las hectáreas que se nos asignan y que son demasiadas para la resistencia de cada trabajador, mientras más antigüedad más hectáreas y si no se concluyen el pago es muy poco. Lo único que necesitamos es que se cumpla la ley y nos traten como personas”, resaltó Rivera.

La situación de los trabajadores en las plantaciones también se ve agravada por la presión de los precios que los supermercados ejercen sobre los productores de banano. Durante varios meses, ha existido una guerra de precios masiva.  Los productores transfieren los precios bajos a sus empleados y ponen en peligro la existencia de muchos pequeños productores y los derechos humanos de los trabajadores.

LA CONSTITUCIÓN Y CÓDIGO DEL TRABAJO RESPALDAN DERECHOS

El código del trabajo indica que:

Art. 441.- Protección del Estado.- Las asociaciones de trabajadores de toda clase están bajo la protección del Estado, siempre que persigan cualquiera de los siguientes fines:

  1. La capacitación profesional.
  2. La cultura y educación de carácter general o aplicado a la correspondiente rama del trabajo.
  3. El apoyo mutuo mediante la formación de cooperativas o cajas de ahorro
  4. Los demás que entrañen el mejoramiento económico o social de los trabajadores y la defensa de los intereses de su clase.

Art. 451.- Obligación de las autoridades de trabajo.

Las autoridades del trabajo auspiciarán y fomentarán la organización de asociaciones de trabajadores, especialmente de las sindicales, en la categoría y con los fines y formalidades determinados en este capítulo.

Art. 452.- Prohibición de desahucio y de despido.

Salvo los casos del artículo 172, el empleador no podrá desahuciar a ninguno de sus trabajadores, desde el momento en que éstos notifiquen al respectivo inspector del trabajo que se han reunido en asamblea general para constituir un sindicato o comité de empresa, o cualquier otra asociación de trabajadores, hasta que se integre la primera directiva. Esta prohibición ampara a todos los trabajadores que haya o no concurrido a la asamblea constitutiva.

De producirse el despido o el desahucio, no se interrumpirá el trámite de registro o aprobación de la organización laboral.

Para organizar un comité de empresa, la asamblea deberá estar constituida por más del cincuenta por ciento de los trabajadores, pero en ningún caso podrá constituirse con un número inferior a treinta trabajadores. Las asambleas generales para la organización de las restantes asociaciones de trabajadores, no están sujetas al requisito del cincuenta por ciento, a que se refiere el inciso anterior.

Art. 455.- Indemnización por desahucio y despido ilegales.

El empleador que contraviniere la prohibición del artículo 452 de este Código, indemnizará al trabajador desahuciado o despedido con una suma equivalente al sueldo o salario de un año.