Está caro el alimento: Ecuador tiene nuevo presidente y un precio de combustibles que podría desencadenar en manifestaciones.