Categorías
Agua Comunidades Economía El Oro Esmeraldas Guayas Movimiento Campesino Provincias Pueblos y Nacionalidades de la Costa

[Ecuador] PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO: Asamblea de Organizaciones, Pueblos y Nacionalidades de la Costa

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO
Asamblea de Organizaciones Pueblos y Nacionalidades de la Costa

Quienes conformamos la Asamblea de Organizaciones, Pueblos y Nacionalidades de la Costa, reunidos y reunidas en el Centro Agrícola Cantonal de Quevedo este 29 y 30 de agosto del 2021, declaramos nuestra región como un territorio de unidad y lucha en defensa de los derechos humanos, colectivos, de la naturaleza y demás derechos reconocidos internacionalmente, que a su vez son derechos de campesinos y campesinas, comuneros y comuneras, trabajadores y trabajadoras rurales, del manglar y del mar, pueblos indígenas, cholo, montubio, afro ecuatoriano y sectores urbanos marginalizados.

La apropiación de la tierra está atravesada por conflictos políticos, económicos que develan problemáticas complejas como el conflicto armado, el narcotráfico y la delincuencia a favor de la reconcentración y extranjerización de tierras y territorios; acaparamiento del ecosistema manglar, mar y bienes hídricos; autoridades locales corruptas y, políticas públicas que van en detrimento de los pueblos y benefician al sector del agronegocio generando pérdida de autonomía y debilitamiento organizativo.

La tierra y el territorio en provincias como Santa Elena, Los Ríos, Guayas, Manabí, Esmeraldas, El Oro y Santo Domingo están siendo reconcentrados por capitales nacionales y extranjeros con el fin de expandir monocultivos e industrias camaroneras. A la vez, crecen los procesos de desalojo e invasión. En el caso de las comunas, denunciamos la complicidad de las autoridades frente a los intentos de apropiación de tierras comunales ancestrales violentando e irrespetando los artículos del 56 al 60 de la actual Constitución.
El agua está siendo privatizada y acaparada, nuestros ríos son desviados para beneficiar a las grandes plantaciones de exportación cuyo uso excesivo de agro-tóxicos contaminan las fuentes hídricas. Mientras esto sucede, nuestras comunidades sufren escasez de agua para riego y para consumo humano.

La recolección y pesca artesanales afectada por el avasallamiento de la industria pesquera que destruye el territorio del mar y acaba con la biodiversidad marino costera, causando empobrecimiento de las economías familiares. Las políticas públicas legalizan las camaroneras ilegales, han destruido el 80% del ecosistema manglar en la costa ecuatoriana y su expansión en zonas agrícolas crece ilegalmente.

La posibilidad de producir y comercializar nuestros productos está controlada por un régimen de mercado que nos pone  a competir con sectores agropecuarios corporativos y con grandes economías financieras. Estamos siempre supeditados a los intermediarios, no hay control de las economías especulativas.

Somos quienes producimos, recolectamos y pescamos a pesar del acecho de este modelo capitalista, patriarcal y colonial, garantizamos soberanía alimentaria produciendo el 60% de los alimentos frescos y generamos aproximadamente el 30% total de empleo.

La Asamblea de Organizaciones, Pueblos y Nacionalidades de la Costa,

Exigimos:

1. Reforma Agraria Popular e Integral que entregue tierra, agua e inversión a la agricultura familiar campesina.
2. Autonomía sobre el derecho a la tierra y los territorios, y limitación al latifundio.
3. Que la consulta previa, libre e informada sobre los destinos de nuestros territorios sea vinculante.
4. Fiscalización y control de todas las autoridades centrales, GADs y registradores de la propiedad que entregan escrituras, que debilitan la seguridad jurídica y que violentan el buen vivir de nuestros territorios. Así como las transacciones realizadas con capitales extranjeros.
5. Fiscalización de los presupuestos para el fomento productivo, los mismos que deben ser asignados a la producción agroecológica, fomento a la soberanía alimentaria y a la creación de espacios de comercialización asociativa.
6. Restauración ecológica, social y económica de los ecosistemas marinos costeros, particularmente del ecosistema manglar.
7. El derecho al trabajo y el reconocimiento de la renta básica.
8. Detención de los desalojos en nuestras comunidades a favor de los intereses de propiedad privada que se imponen por encima de nuestro derecho a la tierra.
9. Inmediata libertad de defensores/as de los pueblos y de la naturaleza.
10. Suspensión de la firma de los tratados de libre comercio por atentar contra la soberanía alimentaria y la agricultura familiar campesina e indígena.

FIRMAN LAS ORGANIZACIONES, PUEBLOS Y NACIONALIDADES DE LA COSTA:

• Unión de Organizaciones Campesinas de Esmeraldas Centro Agrícola Cantonal de Quevedo.
• Unión de Organizaciones Campesinas Tierra y Vida Troja Manaba.
• Asociación de Mujeres Comunitarias del Cantón Tosagua – AMUCOMT Colectivo Juvenil Teatral ArT- Os.
• Unidad Agroecológica y Política – Machete y Garabato.
• Coordinadora Nacional para la Defensa del Ecosistema Manglar C-CONDEM.
• Asociación de Trabajadores Agrícolas y Campesinos ASTAC.
• Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de los Ecosistemas Marinos de la Costa Ecuatoriana.
• Colectivo de Mujeres de Asfalto Asociación 26 de abril.
• Comunas del Sur de la provincia de Santa Elena.
• Comité de Gestión Comunitaria San Rafael (COGCOSAR).
• Red de Líderes y Lideresas Huancavilcas de la Provincia de Santa Elena Asociación Provincial Agropecuaria La Pampa de Angomala.
• Asociación de Montubios Autónomos de Colimes – ASOMAC FENAMAIZ.
• Asociación de Trabajadores Agrícola 20 de febrero.

Categorías
Abya Ayala Agua Comunidades Derechos Humanos Ecuador Esmeraldas Esmeraldas Pueblo Afroecuatoriano

[ARTÍCULO] Esmeraldas sin agua: La denuncia en el fútbol y la indiferencia de los gobiernos.

Vía: Fútbol Rebelde Ecuador

El 10 de septiembre de 2017, el entonces arquero del Club Deportivo El Nacional, Johan Padilla, mostro, al finalizar un partido con el Delfín Sporting Club, una camiseta diciendo lo siguiente: “Esmeraldas necesita agua. Piedad para mi tierra”. El acto fue un llamado de atención a las autoridades nacionales que recorrió el país; asambleístas, presentadores de noticias, periodistas y autoridades hicieron eco, pero de allí no pasó a más. La falta de agua en Esmeraldas no es solo de ese entonces, es un problema que perpetúa en la actualidad. Quienes viven en ciertas zonas de la provincia de Esmeraldas, no solo se encuentran desabastecidos por el recurso vital sino que, también, se exponen a que el poco recurso provisto este contaminado por las actividades mineras que tienen ardua presencia en la zona.

Inclusive, esta es una realidad que se repite en todas las provincias, acentuada en localidades con presencia de petroleras o mineras. Las actividades de extracción nunca han tenido respeto con su entorno, y comunidades a escasos kilómetros de las capitales de provincia ya se aquejan de esta necesidad insatisfecha.

Pese al llamado de emergencia realizado por Johan Padilla, todavía nos seguimos preguntando por qué las autoridades han hecho tan poco para que sus habitantes hagan pleno goce del derecho humano al agua, como lo plantea la Constitución de la República del Ecuador, en sus artículos 12, 313, y 318, en los cuales se establece que el agua es un patrimonio nacional estratégico, siendo un elemento vital tanto para la naturaleza como para la existencia de los seres humanos.

En este sentido, cabe preguntarse: ¿Cuántos años más tendrán que seguir esperando la gente de Esmeraldas para que se atienda sus necesidades básicas, para que se respeten sus derechos, para que el Estado sea garante del cumplimiento de este derecho y que no vulnere su cumplimiento? La falta de presencia de los gobiernos regionales y seccionales, causada por un régimen centralizado y sin perspectiva de la otredad causa este, y miles de problemas adicionales.

¿Estamos esperando a que otro jugador de futbol haga su denuncia pública por Esmeraldas para que la atención a esta provincia entre en la agenda estatal? Ojalá en algún momento haya voluntad política para atender a las necesidades de Esmeraldas y no solo derrochar recursos para combatir la “delincuencia organizada» o para los shows populistas a los que el gobierno de turno está acostumbrado.

Nosotros, como Fútbol Rebelde Ecuador, seguiremos reproduciendo estas manifestaciones, y, así como Jairo Padilla, intentaremos que la plataforma del fútbol nos permita evidenciar las necesidades de quienes hacen que este deporte sea un maravilloso fenómeno que traspasa barreras y clases socioeconómicas.

#IndymediaEcuador

#IndyEc

#FutbolRebeldeEcuador

#PeriodismoMilitante